The Blog

tarjeta-felicitacion-colorida-feliz-ano-nuevo-2021_6735-1068

Propósitos para este Año Nuevo. ¿Los has pensado ya?

Como todo el mundo sabe, este año 2020 ha sido un año “diferente” . Este año nos ha enseñado mucho, y ojalá que la mayoría hayamos aprendido la lección. 

Pero llegó el 2021 y a pesar de todo lo que hemos pasado y estamos pasando (que esto no se ha terminado), no debemos perder la ilusión que genera entrar en un nuevo año. Así que hoy vamos a hablaros de cómo afrontar este año 2021. Cuál es la mejor manera para desarrollar nuestros propósitos y hacer un seguimiento para lograrlos, que siempre será de manera organizada y ordenada.

Los propósitos

Todos/as en algún momento nos los hemos planteado, pero ese propósito hay que llevarlo a cabo. ¿Cómo? Primero, hay que plasmarlo como un objetivo, es decir, redactarlo por escrito de manera que permita su seguimiento, dividirlo en etapas, decidir qué cosas vamos a tener como premio cada vez que logremos una de ellas y por último, celebrar su logro o consecución.

Es importante tomarnos el tiempo necesario para hacer una lista con lo que queremos conseguir, pero aquí te invitamos a que hagas un ejercicio de introspección para que no pongas los mismo propósitos de cada año, porque van pasando los años y no los cumples. Es importante tener claro qué queremos, lo que quieres realmente tú, sin importar lo que  los  demás logran. Para eso, échale un vistazo a nuestro post llamado  POR QUÉ Y PARA QUÉ. 

Una vez tengas esto claro, el objetivo hay que redactarlo de manera que puedas hacer un seguimiento. Para ello te ponemos un ejemplo sencillo:

Muchas personas ponen como propósito “ser más ordenada/o”. Vale, esto no nos dice nada. Tienes que saber en qué punto estás, cuáles son los aspectos o áreas a organizar/ordenar. Cuanto más específico/a seas, mayor será la probabilidad de conseguirlo. Imaginemos que el problema que tienes es con tu habitación y cocina (estos son los dos espacios de mayor trabajo), en este caso, tu propósito podría ser tener una habitación y una cocina limpia y ordenada.

Para lograrlo, lo mejor es dividirlo en etapas y así te será más sencillo llevarlo a cabo. Por ejemplo: 1) Dejar la cama hecha todos los días antes de salir de casa. 2) Doblar y guardar la ropa al sacarla de la secadora o de recogerla del tendedero. 3) Dejar la cocina recogida y limpia por las noches. 4) Preparar los menús con antelación. 5) Establecer las rutinas de limpieza.

Esta es la idea que te dejamos para que te guíes. Si necesitas ayuda a la hora de definir tus objetivos sobre el Orden y la Organización, no dudes en consultarnos. Estamos aquí para ayudarte.

 

Una vez que tenemos el objetivo redactado, es importante determinar cada cuánto vamos a  hacerle el seguimiento y cómo lo vamos a hacer. Si este propósito es un trabajo que debes  hacer todo los días y es importante hacer el seguimiento de hábitos, te invitamos a usar el habit tracker.

Motívate

Como te hemos comentado, al principio todo fluirá porque estás motivado/a, pero también te hemos dicho que la motivación baja en algún momento y aquí es donde radica la importancia de que hayas escogido tus propósitos, los tuyos reales. 

Porque si es algo que de verdad te interesa, quieres y deseas, aunque baje la motivación, habrás adquirido el compromiso contigo mismo/a.  

Puedes ir usando un código de color, o ir marcando con un check  para que vayas viendo en tu hoja de objetivos cómo estás avanzando. La visualización es muy importante, te ayuda a no perder el norte porque te motiva. Cuando ves la cantidad de casillas que llevas tachadas entiendes que lo estás consiguiendo y la reacción que eso produce te llena de energía para seguir adelante, vamos, como se suele decir “te da un subidón”.

También queremos decirte que habrá días de “bajonazo” total, que no tendrás ganas ni ánimos de hacer nada. Aquí pregúntate si es que realmente no tienes ganas porque estás cansado/a o te estás saboteando inconscientemente. Si de verdad necesitas parar… para, descansa un par de días y luego vuelve a la carga con plena motivación. 

La organización y el orden al pensar en nuestros propósitos, plasmarlos y llevarlos a cabo es fundamental. Verás que al final cuando logres tu objetivo tardes el tiempo que tardes, la sensación de saberte capaz y de haberlo logrado es espectacular.

Nos vemos en la próxima entrega de este Blog que hacemos con mucho entusiasmo y cariño.

Deja un comentario

Your email address will not be published.